loader

John Jairo Segura P. – Director Comercial PROSINTE

El fin principal de la Gestión de Riesgos; es definir y ejecutar estrategias que permitan prevenir y disminuir riesgos para así garantizar la Continuidad del Negocio en todo momento.

Aquellas organizaciones que no cuentan con una estrategia de Gestión de Riesgos eficaz o que, en caso extremo, no cuentan con ninguna; se arriesgan sufrir situaciones en las que el impacto de los eventos negativos o amenazas, sobrepasen sus capacidades de respuesta. Por suerte, nunca es tarde para adoptar un enfoque de Gestión de Riesgos verdaderamente exitoso que ofrezca solidez y confianza a la organización, en cuanto a prevención y manejo de incidentes.

Para contar con una Gestión de Riesgos exitosa, tenga en cuenta los siguientes 5 tips:

Para poder adelantarse a los incidentes, debe ser capaz de llevar a cabo un análisis completo de su organización; en el que queden bien definidos todos los elementos que la componen, así como también sus objetivos estratégicos.

Antes de establecer un plan; piense en tomar en cuenta no solo la situación actual de la empresa sino también los posibles escenarios futuros. Es recomendable que no subestime ningún posible evento de alto impacto; incluso si este parece improbable.

Los riesgos también pueden representar oportunidades; así que su capacidad de anticiparse ante ellos puede de igual manera significar una oportunidad de garantizar la competitividad de su negocio.

Priorice sus tareas e identifique aquellas que mediante una evaluación pueda atribuirle el grado de riesgo que corresponda. Permita que las métricas de sus resultados sean útiles para su empresa.

Utilizar métricas para mejorar la gestión sólo da resultados si se seleccionan las correctas. Se deben monitorear los datos correctos para generar información que ponga en evidencia los problemas y las oportunidades para la empresa.

Es importante que no subestime la necesidad de definir un equipo de Gestión de Riesgos que cuente con el liderazgo y habilidades de un miembro de su organización. Esta figura puede hacer la diferencia entre el fracaso o el éxito de su estrategia; pues es el encargado de llevar a cabo actividades vitales como:

* Evaluar y determinar puntos vulnerables.

* Establecer estrategias de prevención.

* Crear informes de resultados.

* Gestionar crisis e incidentes.

* Optimizar el costo global de los riesgos.

La autoridad para tomar decisiones se debe descentralizar, teniendo en cuenta que los directivos de un nivel inferior se encuentren en una posición tal que puedan tomar mejores decisiones, más oportunas y basadas en mayor información que los gerentes de un nivel superior.

Independientemente de que alguno de los actores involucrados no maneje la terminología técnica requerida; el trabajo del Gerente de Riesgos y su equipo, debe estar enfocado también en transmitir la información de forma clara tanto para los empleados en general como para los altos ejecutivos.

De esta forma, todo el potencial humano tendrá conocimiento relacionado con el comportamiento aceptable e inadmisible, asociado con la estrategia de Gestión de Riesgos.

Para bien o para mal, la Gestión de Riesgos se ha convertido en una cuestión de supervivencia para las empresas. Bajo esta perspectiva, para alcanzar una exitosa administración, es esencial calificar y cuantificar los riesgos de manera adecuada.

De esta manera, es posible reducir e incluso eliminar las posibles pérdidas financieras, así como maximizar el aprovechamiento de las oportunidades de generación de valor tanto para las personas como para las empresas.

Pero, en definitiva, ¿Cómo puede desarrollar una exitosa gestión de riesgos?

Si busca la respuesta para esta incógnita, ¡consúltenos o síganos en nuestras redes sociales! Aquí encontrará la información adecuada sobre este tema y entenderá por qué fortalecer la Gestión de Riesgos es tan importante para el crecimiento de su negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.